EL RECAUDADOR DE LA ZONA DE MALLORCA Y LA APLICACIÓN DEL IVA AL AYUNTAMIENTO DE PALMA SIN AJUSTARSE A LA LEGALIDAD

PRIMERO.- LA REGULACIÓN DEL IVA

El artículo 88. uno de Ley 37/1992, de 28 diciembre 1992,del Impuesto sobre el Valor Añadido, dispone: “En las entregas de bienes y prestaciones de servicios sujetas y no exentas al impuesto cuyos destinatarios fuesen entes públicos se entenderá siempre que los sujetos pasivos del impuesto, al formular sus propuestas económicas, aunque sean verbales, han incluido dentro de las mismas el Impuesto sobre el Valor Añadido que, no obstante, deberá ser repercutido como partida independiente, cuando así proceda en los documentos que se presenten para el cobro, sin que el importe global contratado experimente incremento como consecuencia de la consignación del tributo repercutido”.

Por otro lado, y con relación a los servicios prestados por recaudadores a las entidades públicas, la consulta vinculante de la Dirección General de Tributos (Secretaría de Estado de Hacienda) nº 1585-01, de 1 de agosto de 2001, afirma: “En relación con las operaciones sujetas, y en cuanto a la determinación de su base imponible, establece el artículo 78, de la misma Ley que dicha base imponible estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo procedente del destinatario o de terceras personas.

La base imponible dependerá de las estipulaciones concretas que se contengan en el contrato celebrado entre la entidad local y el Recaudador municipal. De no haberse estipulado como contraprestación del servicio de gestión de cobro cantidad distinta que el denominado precio de cobranza, se entendería que en dicho precio está incluida la correspondiente cuota del Impuesto sobre el Valor Añadido. En este caso, la base imponible resultará de multiplicar por 100 el premio de cobranza y dividir el resultado por 100 más el tipo vigente en el momento de cada devengo (16 en la actualidad)”.

En el mismo sentido la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, de 8 noviembre de 2002, en el fundamento de derecho segundo dice: “Pues bien, la transposición de dicha doctrina al caso que nos ocupa nos lleva a considerar, en el caso de si el IVA estaba incluido o no en el premio de cobranza, que con independencia de posibles actuaciones que anteriormente hubiere podido efectuar la Administración resulta plenamente aplicable lo preceptuado en los artículos 88.uno de la Ley del IVA  y 25.1 de su Reglamento que señalan que las entregas de bienes y prestaciones de servicios sujetas y no exentas a IVA cuyos destinatarios fuesen entes públicos, se entenderá siempre que los sujetos pasivos del impuesto, al formular sus propuestas económicas, aunque sean verbales, han incluido dentro de las mismas el IVA. Debiendo, dicho IVA, ser repercutido como partida independiente, en los documentos que se presenten al cobro, sin que el importe global contratado experimente incremento como consecuencia de la consignación del tributo repercutido. Cuestión que interpreta la Dirección General De Tributos en la consulta 1466 de 16-1-2001, aportada con el informe de intervención en período probatorio, y que ya era contemplada en otra anterior de 22-2-1990, en la que se señalaba que en la gestión del cobro de los recibos para el Ayuntamiento por un Recaudador municipal, de no haberse estipulado como contraprestación del servicio cantidad alguna distinta al premio de cobranza, se entenderá que el mismo incluye la correspondiente cuota de IVA”.

De acuerdo con lo expuesto, el premio de cobranza lleva incluido el IVA, excepto que expresamente se haya pactado que el IVA no está incluido.

SEGUNDO.- EL PREMIO DE COBRANZA DE LOS TRIBUTOS EN VÍA VOLUNTARIA EN EL AYUNTAMIENTO DE PALMA

El Convenio de Palma con la Comunidad Autónoma para la recaudación de tributos municipales dice: “Es fixa com a premi de cobrança per a la recaptació en període voluntari el 2 per 100 d’allò recaptat en l’esmentat periode”.

Por tanto, de forma indudable el IVA forma parte del premio de cobranza.

Cargo de voluntaria a favor de D. Gabriel Mª Alzamora Torres

Presupuesto 2004

Partida

Tributo

Importe

112.00

Bienes Inmuebles Rústicos

                        73.174,00 €

112.01

Bienes Inmuebles Urbanos

                  57.337.253,00 €

130.00

Actividades Empresariales

                   8.830.861,27 €

317.00

Entrada de vehículos y reserva

                   1.294.383,08 €

Importe total de cargo de voluntaria

                  67.535.671,35 €

A este cargo, y sobre lo que recaude, aplicará el 2%, que lleva IVA incluido, siendo ilegal aplicar el IVA sobre el premio de cobranza como está realizando hasta ahora. Por tanto, el resultado de los premios de cobranza que obtendrá en el actual ejercicio económico será:

Premio de cobranza con IVA    incluido

 1.350.713,15 €

   

Premio de cobranza más IVA

 1.566.827,30 €

   

Beneficio extra máximo

    216.114,15 €

Este sería el beneficio máximo que obtendría por este concepto, lógicamente teniendo en cuenta que recaudase el cien por cien, si bien se desconoce cuál es el porcentaje que cobra en voluntaria, este es aproximadamente del 90%, por tanto se deberá reducir un 10% a la citada cantidad, consecuentemente la cantidad extra que cobrará el Servicio de Recaudación de la Comunidad Autónoma este año de forma ilegal será de 194.532’75 euros. (Esta cantidad deberá incrementarse con el IVA que aplica también ilegalmente a los premios de cobranza en vía ejecutiva).

Ahora bien, este dinero cobrado en exceso no pasa a enriquecer a la colectividad, sino al Recaudador de la Zona de Mallorca, D. Gabriel Mª Alzamora Torres

Finalmente, se debe hacer constar que esta práctica se está llevando en el Ayuntamiento de Palma y en los de todos los Ayuntamientos que cobra el Recaudador de la Zona de Mallorca, desde hace muchos años, cantidades que debería reclamar el Ayuntamiento de Palma, ya que no se puede admitir la sustracción de caudales públicos con ánimo de lucro.

En Manacor a 6 de abril de 2004.

Pedro Lliteras Nadal.

 

SECRETARIA DE ESTADO DE HACIENDA, DIRECCIÓN GENERAL DE TRIBUTOS

. CONSULTA

1585-01

ORGANO

SG de Impuestos sobre el Consumo

FECHA SALIDA

01/08/2001

NORMATIVA

Ley 37/1992 arts. 88-uno y 88-seis. R.D. 391/1996, arts. 111, 112 y 117

DESCRIPCION

El consultante presta servicios de recaudación de tributos para un Ente público, el cual se niega a satisfacerle el Impuesto sobre el Valor Añadido correspondiente a sus honorarios.

CUESTION

Procedimiento a aplicar.

CONTESTACION

1. De acuerdo con el artículo 4.uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (Boletín Oficial del Estado del 29), estarán sujetas al Impuesto las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del Impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, incluso si se efectúan en favor de los propios socios, asociados, miembros o partícipes de las entidades que las realicen.

Por tanto, están sujetos y no exentos del Impuesto sobre el Valor Añadido los servicios prestados directamente por un recaudador municipal a un Ayuntamiento en el ejercicio de su profesión recaudatoria.

Dicho criterio ha sido confirmado en sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en su sentencia de 25 de julio de 1991, asunto 202/90, Ayuntamiento de Sevilla contra Recaudadores de las Zonas Primera y Segunda. En el mismo sentido deben destacarse las Sentencias del Tribunal Supremo de 8 de noviembre de 1993 y 30 de abril de 1994, así como las Resoluciones vinculantes a consultas planteadas por diversas uniones profesionales de recaudadores de tributos a esta Dirección General, de 28 de mayo, 30 de mayo y 12 de junio de 1986, en relación con la sujeción de las actividades de sus asociados por este Impuesto, pronunciándose siempre por la sujeción y obligación de repercutir el Impuesto sobre el Valor Añadido sobre los Ayuntamientos destinatarios de sus servicios.

2. La misma Ley 37/1992, señala en el segundo párrafo de su artículo 88.uno que en las entregas de bienes y prestaciones de servicios sujetas y no exentas al Impuesto cuyos destinatarios fuesen Entes públicos se entenderá siempre que los sujetos pasivos del Impuesto, al formular sus propuestas económicas, aunque sean verbales, han incluido dentro de las mismas el Impuesto sobre el Valor Añadido que, no obstante, deberá ser repercutido como partida independiente, cuando así proceda, en los documentos que se presenten para el cobro, sin que el importe global contratado experimente incremento como consecuencia de la consignación del tributo repercutido.

3. En relación con las operaciones sujetas, y en cuanto a la determinación de su base imponible, establece el artículo 78, de la misma Ley que dicha base imponible estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo procedente del destinatario o de terceras personas.

La base imponible dependerá de las estipulaciones concretas que se contengan en el contrato celebrado entre la entidad local y el Recaudador municipal. De no haberse estipulado como contraprestación del servicio de gestión de cobro cantidad distinta que el denominado precio de cobranza, se entendería que en dicho precio está incluida la correspondiente cuota del Impuesto sobre el Valor Añadido. En este caso, la base imponible resultará de multiplicar por 100 el premio de cobranza y dividir el resultado por 100 más el tipo vigente en el momento de cada devengo (16 en la actualidad).